20/02/2011 1:30 AM
Por: Administrador
Rubén Blades llenó a Venezuela de poesía y sabor

Tras una larga ausencia en escenarios venezolanos, el gran Rubén Blades regresó por todo lo alto a prender la fiesta en Caracas con su particular sonido y sus profundas reflexiones entre canción y

El gran Rubén entró “Caminando” a la tarima al ritmo de los aplausos de un frenético público que se puso de pie para recibir a este gran maestro de la salsa, que no demoró en cantar “En casa el novio ensaya qué va a decir; seguro que va a morir cuando los padres se enteren…”, sin duda, uno de sus temas bandera.

El panameño comenzó su presentación agradeciendo a Evenpro por haberlo traído de nuevo al país y haciendo honor al director venezolano Gustavo Dudamel, con quien se encuentra planificando algunos interesantes proyectos.

http://www.evenpro.com/galerias/82293a16c00046ed43521417a1843b65c2a999c9.jpg

“Esta canción es del disco que se llama ‘Cantares del subdesarrollo’, que estoy seguro que ustedes han copiado bastante, comenta entre risas el astro salsero mientras sonaban las primeras notas de “País Portátil”, a las que le siguieron más piezas clásicas de este gran artista, “La Chica Plástica”, “El cazanguero” y “El nacimiento de Ramiro”, que nuevamente dedicó a Eloísa Maturén, esposa de Dudamel.

Blades anunció que, tras la reunión sostenida el día de ayer con este Director de orquestas venezolano de renombre internacional, se encontraban planificando de la mano de Evenpro dos presentaciones gratuitas en conjunto, y que estaban estudiando la posibilidad de realizarlas próximamente en los espacios de La Carlota.

http://www.evenpro.com/galerias/9c2092146e14713ce91197eb0ad7ef7b7001bbb9.jpg

Con enorme emoción los asistentes aplaudieron la noticia y permanecieron de pie bailando y coreando sin descanso los temas del maestro Rubén, que se apresuró en presentar una de las primeras canciones con las que comenzó a hacer su “salsa consciente”, música con contenido social, “El padre Antonio y su monaguillo Andrés”.

“En aquél momento, cuando había 12 dictaduras en el continente, comencé a hacer canciones con contenido social. Esta comenzaba algo así como ‘los sucesos que aquí relato están basados en hechos ficticios. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia’”, comentó el poeta. “Para ese entonces nadie me conocía, así que no tuve problemas”, continuó.

http://www.evenpro.com/galerias/c124d3ebe99bff160d06892d7cc11863ad52231c.jpg

Sonaron las campanas y el público coreó a todo pulmón esta pieza, una de las más sensibles de su repertorio, sucedida por “Cuentas del alma” y “Maria Lionza”, que introdujo diciendo: “Qué honor venir a cantar al público y al país que inspiró esta canción”.

El maestro continuó dedicando sus más exitosos temas, esta vez “a todos los que tienen familia porque saben lo que es esto… ‘Saliendo del Hospital...’”. La letra de “Amor y control” se escuchó al unísono entre el público, que continuó moviéndose con “Plantación adentro”, “Ligia Elena” y la increíble “Tiburón”.

Recordando todos los buenos momentos que ha pasado en Venezuela desde la primera vez que pisó estas tierras a los 20 años, ahora, a sus 62, dedica este tema a las personas que, como él, ya tienen más experiencia que esperanza: “Todos vuelven”.

“Ojos de perro azul”, “Las calles”, “Maestra vida”, “Pedro Navaja”, “Patria”, “Muévete” y "Buscando Guayaba" cerraron el magnífico espectáculo que ofreció Rubén, quien entregó toda su energía al enardecido público, cautivado por el encanto y la impecable voz del salsero.

Sin duda, Rubén Blades deja una impecable impresión en los venezolanos, quienes esperarán con ansias sus presentaciones junto a Dudamel y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Venezuela para volver a disfrutar del indiscutible talento de este inmenso latinoamericano de la música.








Suscribirse a mi canal en YouTube
Follow Me on Pinterest
Instagram