15/03/2011 11:32 AM
Por: Administrador
San Juan de Puerto Rico se estremeció con el poder de KISS

Con un paseo a través de toda su discografía, KISS hizo vibrar al público boricua, que quedó impactado con la majestuosidad del espectáculo de los rockeros neoyorquinos.

Dos horas de puro poder se vivieron en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot el pasado 12 de marzo, cuando Gene Simmons, Paul Stanley, Tommy Thayer y Eric Singer resumieron 38 años de grandes éxitos y del mejor rock en una intensa velada que paseó a los asistentes por lo mejor de esta legendaria banda, que no visitaba Puerto Rico desde 1999.

Una asistencia masiva acompañó a los neoyorquinos en la capital puertorriqueña durante este concierto de su gira “The Hottest Show On Earth”, con una audiencia compuesta por diferentes generaciones de fanáticos, desde aquellos que los han acompañado desde 1973 hasta quienes recién conocen a estos genios del hard rock. Muchos de los asistentes quisieron honrar a sus ídolos utilizando el maquillaje que los ha caracterizado desde sus inicios.

KISS continúa utilizando la misma fórmula que, durante décadas, los ha hecho triunfar sobre los escenarios alrededor del mundo: el infaltable logo de bombillas, el tradicional maquillaje, Gene Simmons escupiendo sangre y fuego, los juegos de humo y luces, impactantes explosiones y sus más grandes éxitos.

Sobre las 9:15 de la noche se escuchó el estruendoso grito: “Alright, San Juan, you wanted the best, you got the best. The hottest band in the world...Kiss!!!” (Está bien, San Juan, querían lo mejor, tienen lo mejor. ¡La mejor banda del mundo… KISS!)

Al ritmo de “Modern Day Delilah”, su más reciente sencillo, la banda dio una explosiva bienvenida a todos los seguidores que inmediatamente comenzaron a gritar y cantar a toda voz.

“San Juan, no venimos mucho a verlos, pero ustedes son como familia, así que les tenemos cosas nuevas y cosas viejas como ésta”, gritó Paul Stanley al tiempo que comenzaban a sonar los acordes de “Cold Gin”.

Los rockeros lograron una buena conexión con su público, no sólo por la buena música y el impecable espectáculo que brindaron, sino también porque Stanley mantuvo el vínculo encendido haciendo bromas en español,  enfatizado la pronunciación de la letra “r” cuando decían “Puerto Rico” y cantando temas como “Guantanamera” y “Cucurrucucú Paloma”.

Los neoyorquinos sorprendieron con su amabilidad y calor a los boricuas, quienes no esperaban escuchar al cuarteto completo entonar las canciones que los han hecho brincar y cantar por años. Normalmente Paul Stanley y Gene Simmons interpretan la mayor parte de los temas, pero en esta oportunidad el baterista Eric Singer y el guitarrista Tommy Thayer también tomaron el micrófono. Thayer cantó el clásico “Shock Me”, mientras que Singer se encargó de “Black Diamond” y “Beth”.

El espectáculo continuó. Gene Simmons hizo de las suyas durante el tema “Firehouse”, lanzando por su boca una impactante llamarada de fuego y luego, antes de iniciar “I Love it Loud”, hizo su usual vomitera de sangre.

“Say Yeah”, “Deuce”, “Crazy, Crazy Nights”, “Calling Dr. Love”, “I’m an Animal”, “100,000 Years”, “Love Gun”, “Detroit Rock City”, “Lick it Up”, “Shout It Out Loud” y el clásico “Rock And Roll All Nite” formaron el resto del repertorio de esta original agrupación, que brindo un inolvidable concierto que dejó la mejor de las impresiones en los asistentes, quienes abandonaron el recinto con una enorme sonrisa en los labios.

 

 








Suscribirse a mi canal en YouTube
Follow Me on Pinterest
Instagram